Cómo reemplazar un grifo fácilmente

Si el grifo de vuestra casa ya está viejo, comienza a descolgarse o ya no sirve para más, o tal vez queráis cambiarlo por uno más moderno que combine con el aspecto de tu cocina, si no tenéis un duro para llamar a un fontanero, ¡estáis de suerte! Ya que hoy os enseñaremos cómo reemplazar un grifo por completo. Al principio puede resultar una tarea intimidante, pero con estos sencillos pasos, los reemplazaréis antes de que os deis cuenta.

  • Mirad debajo del fregadero

Lo primero que debéis hacer antes de cambiar el grifo es inspeccionar debajo del fregadero para conocer cuántas aberturas hay y a qué distancia se encuentran, así podéis elegir el grifo correcto para montarlo.

  • Comprad el grifo nuevo

Os recomendamos que investiguéis los precios en internet, para que tengáis una idea de cuánto vale un grifo, generalmente valen entre 150 y 300 euros. También debéis tomar en cuenta el material, aseguraos de que sean de materiales inoxidables para que os duren más tiempo.

  • Leed las instrucciones que vienen con el grifo.

Existen distintos modelos de grifos, por eso es importante que siempre leáis las instrucciones del manual que contiene la caja de grifo, así podréis instalarlo más fácilmente y tendréis una guía a la manos si os perdéis.

  • Tened las herramientas adecuadas a la mano.

Una de las mejores y más usadas herramientas que debéis tener en vuestro hogar para realizar trabajos de fontanería, es una buena llave inglesa, ella se puede adaptar a cualquier medida de tuercas y tornillos.

  • Trabajad en un ambiente bien iluminado

Asegúrate de tener una linterna o una lámpara a la mano para poder ver todo lo que hacéis con claridad. Hay zonas como por detrás del fregadero que son de difícil acceso y muy oscuras.

  • Cerrad la llave de paso de agua

Debajo del grifo, unido a las tuberías de suministro de agua, se deberían encontrar dos válvulas de paso, una para el agua fría y otra para el agua caliente. Cerrad estas válvulas antes de trabajar para evitar inundar el piso.

  • Afloja las tuercas del grifo

Justo por encima de las válvulas de paso, están los tubos que debéis aflojar primero, tened preparado un barreño a la mano, porque cuando levantéis los tubos, saldrá el agua que está atrapada en ellos. Una vez realicéis este paso, afloja las tuercas del grifo con la llave inglesa. Deberéis tener paciencia para porque estás tuercas tienen bastante recorrido podrían estar muy pegadas.

  • Limpiad el fregadero

Antes de montar el grifo nuevo, limpiad bien el fregadero. Puede que tengáis que raspar la cal adherida en los bordes, podréis usar vinagre o un químico antical para removerla por completo.

  • Instala el nuevo grifo

Fijad los tubos en el grifo antes de presentarlo en el fregadero para luego meter el grifo por los agujeros. Apretad la tuerca casi por completo e inspeccionad si el grifo quedo correctamente alineado, si es así, conectad los tubos que vienen de las válvulas y apretad las tuercas con la llave inglesa.

  • Revisiones finales

Abrid las válvulas de paso y comprueba q el agua sale de correctamente del grifo y que no hay fugas de agua en ninguna de las partes de la instalación. Si hay alguna fuga en una unión, solo debéis apretar más esa sección.